Georgetown, Guyana

¡Qué país tan peculiar! Desde el momento que sales del aeropuerto y ves unos sillones hechos con neumáticos apilados hasta que llegas a Georgetown, la capital, todo se sale de los patrones de un país Sudamericano.

En un país que parece África y donde el turismo no abunda parecíamos dos blanquitos que se habían equivocado de destino de vacaciones.

La capital parece un pueblo regado con miles de vagabundos dormidos en medio de la calle, puestos de comida, gente con paraguas para resguardarse del sol  y caos por todos lados. Hindúes, árabes, chinos y negros todos juntos y revueltos. Dioses hindúes, mezquitas, farolillos chinos, millones de agujeros en las aceras, olor a alcantarilla (y más) pueblan la ciudad.

A esto le añadimos el toque divertido de una ciudad donde se habla criollo, donde encuentras uno de los mercados más animados que he visto nunca y donde utilizar el transporte público merece la pena porque es toda una experiencia religiosa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s