Huaraz, Perú

Llevaba mucho tiempo queriendo conocer Huaraz. Los horarios de los aviones no nos encajaban, así que fuimos en bus pensando que eran menos horas de las que realmente fueron (al final fueron 10 horas de ida y 10 vuelta!!). También os digo que la experiencia en bus no la repito: entre la altura y las curvas ya no sabes ni dónde estás ni dónde se quedó tu estómago.

Pero cuando estás llegando, entre curva y curva, abres un ojito y te das cuenta de que los paisajes son una maravilla.  Ahí ya empiezas a pensar que las 10 horas viendo Zootopia y La gran boda griega 2 han merecido la pena. Y cuando llegas a la laguna Llanganuco (¡¡pucha!!) te quedas absolutamente del revés. También es cierto que está la laguna 69, a a la que no fuimos por la sencilla razón de que para llegar hasta ella hay que caminar 4-5 horas, más las respectivas 4-5 horas de regreso. ¡Olvídate!

Agarramos la carretera, que por supuesto de carretera no tiene nada, y nos fuimos a las Ruinas de Chavín. Casi no nos dejan entrar porque el complejo cierra a las 5 pm, pero la entrada cierra a las 4 pm. Y ahí estábamos nosotros, a las 4:30 pm rogando por entrar… Hasta que una lagrimita afloró, se apiadaron de nosotros y nos dejaron pasar. Sí, esto es el Perú y lo amo. Y ahí seguíamos nosotros, recorriendo las galerías subterráneas preguntándonos por qué tan pocos turistas han oído hablar de Huaraz.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s